La Orden de los Cartujos

El día típico de una monja cartuja

Día típico

Sólo Dios basta. Por Él las cartujas lo han dejado todo.

A quienes se sienten interpeladas por nuestra vida, le hablaremos sobre lo que hacemos día tras día. Las fotografías le mostrarán los lugares en los que habitamos. Intentaremos explicar un poco la razón por la que hemos escogido este estilo de vida. Mas esta elección es una respuesta a una llamada. Y porqué nos ha llamado, ¡ese es su misterio!

Las « monjas conversas » sirven a Dios en un marco propio de soledad y recogimiento, en el que al mismo tiempo pueden ocuparse de las necesidades materiales de la casa, que se les han confiado a ellas de manera especial.
Las « monjas de claustro » están llamadas a buscar a Dios en el silencio y en la soledad de la celda, la cual normalmente no abandonan más que para encontrarse con las demás monjas en la iglesia.
© 1998-2020 La Orden de los Cartujos • Contáctenos