La Orden de los Cartujos

La orden hoy

Situación de la Orden

En 1984 celebramos el 900° aniversario del día en el que Maestro Bruno, nuestro Padre, al entrar con sus compañeros en el desierto de Chartreuse, fue el primero en practicar una vida que con la ayuda de Dios tratamos de seguir todavía hoy.

La existencia ininterrumpida de nuestra Orden a través de las vicisitudes de la historia, es un signo de una solicitud de Dios hacia ella.

Hoy día existen 19 casas de Cartujos (con unos 370 monjes) y 5 casas de Cartujas (con alrededor de 75 monjas). Estas últimas se encuentran en Francia, en Italia y en España. Las casas de monjes están en Europa, Estados Unidos e Hispanoamérica, una de las cuales se encuentra en estado de fundación en Argentina (desde septiembre de 1997). Las Cartujas en el mundo.

En efecto, tomamos muy a pecho el hecho de que Juan Pablo II estimule a los Institutos de vida contemplativa para que establezcan comunidades en las jóvenes iglesias. Actualmente continuamos la exploración de las posibilidades que existen para la presencia de la Orden cartujana fuera del mundo occidental y una presencia cartujana en Corea ya ha sido decidida por el último Capítulo General.

El gobierno de la Orden

La autoridad suprema de la Orden cartujana pertenece al Capítulo General, que se reúne cada dos años en la Gran Cartuja, "madre y origen de toda la Orden".

Durante ese Capítulo, el Definitorio, ocho monjes elegidos por los Priores (es decir, los superiores) de las casas, forma una especie de órgano ejecutivo y la Asamblea plenaria el órgano legislativo. Entre Capítulo y Capítulo, la Orden es gobernada por el Prior de la Gran Cartuja al que se llama "Reverendo Padre", asistido de un Consejo. El último elemento muy importante del gobierno cartujano es la institución de los Visitadores : bienalmente, cada casa es visitada por dos Padres, normalmente Priores de otras Cartujas.

Los Estatutos

Bruno fue para sus hermanos un modelo viviente, pero no escribió ninguna regla monástica para ellos. El y sus primeros sucesores, « …permanecieron en aquel lugar bajo la dirección del Espíritu Santo, y guiándose por la experiencia fueron creando gradualmente un género de vida eremítica propio, que se transmitía a sus continuadores, no por escrito, sino con el ejemplo. »

Estatutos I.1

Guigo consignó por escrito las Costumbres que se usaban en la Gran Cartuja : este es el primer texto de la Regla cartujana. Con el correr del tiempo se han verificado otras adiciones o modificaciones necesarias. Hacía falta adaptarse a las nuevas condiciones de tiempos y lugares.

Muy pronto los cartujos llamaron a su Regla de vida : los Estatutos.

Después del Concilio Vaticano II, en 1971 y 1973, fueron redactados los "Estatutos renovados de la Orden cartujana". Para que fueran conformes al código de Derecho canónico de 1983, estos Estatutos fueron de nuevo revisados hasta llegar a los "Estatutos de la Orden cartujana", aprobados por el Capítulo General de 1987.

Estos Estatutos, verdadera suma de espiritualidad monástica, son para nosotros la transmisión de un camino de oración. Nos conducen a la contemplación o al "conocimiento sabroso" de Dios, al cual nuestra vida está enteramente consagrada. ("Conocimiento sabroso" : Expresión de Guigo II, autor cartujano del siglo XII).

© 1998-2018 La Orden de los Cartujos • Contáctenos